Ana Paula Ibarra conquista París

A unos cuantos pasos del icónico Arco del triunfo y de la avenida Champs Elysees, se ubica la Galerie Bourbon, la más famosa de la capital parisina, y en la que Ana Paula Ibarra, debutó como la primera diseñadora mexicana en presentar su colección durante el Paris Fashion Week 2022 dentro de Flying Solo, la plataforma estadounidense que convoca a diseñadores independientes de varios países.

Con tan sólo 22 años de edad, la joven jalisciense ya ha iniciado formalmente su camino como creativa mexicana y ha puesto en alto nuestra industria nacional, que ella misma describe como “algo único en el mundo”.

En exclusiva, Ibarra platicó con la Organización Editorial Mexicana, sobre cómo fue el proceso para llegar a la pasarela de este prestigioso evento y a los retos que se enfrentó, para presentar sus diseños fuera del país.

“Estamos muy felices de haber estado en Paris Fashion Week, fue algo que no planeé ni que tampoco pensé que llegaría a pasar, no hay palabras para expresar mi felicidad”, comentó.

ContraCorriente es la firma que fundó en Guadalajara, por hobbie hace dos años y que hoy, le está profundamente agradecida por haberla llevado a vivir una experiencia inolvidable. Actualmente tiene una sucursal en Sayulita y está próxima a inaugurar su segunda boutique.


ContraCorriente nació de un discurso donde dijeron que las personas que van contra la corriente son las más valientes, que lo merecen todo, y se me quedó marcado, y cuando entré a estudiar diseño, lo tomé como una filosofía de vida y ser una persona que se atreve a hacer algo diferente y a cumplir sus sueños”, contó.

La firma utiliza textiles orgánicos y hechos en México, además es sumamente cuidadosa en que las telas sean agradables a la piel de las mujeres y una característica de la casa de modas, es que todos sus diseños son unitalla, “somos una marca que busca que las mujeres se sientan cómodas y seguras al usarlas, y que no tengan que preocuparse por si les queda grande o chica, todas las piezas son ajustables”, explicó

Para su primera presentación en la Ciudad de la luz, eligió diez looks de los cuales sólo ocho presentó y están inspirados en los atardeceres mexicanos, por lo que la colección lleva por nombre Mexican sunsets.


Me gusta siempre involucrar a las personas que trabajan conmigo y a los clientes que me han apoyado desde siempre , entonces les pedí que me ayudaran a buscar los mejores atardeceres de México y de ahí nacen estas coloridas prendas”, añadió.

Paula definió a la mujer que use un diseño de ContraCorriente como “una mujer libre, feliz, que ama a su cuerpo, que muestra su esencia… es una mujer que marca la diferencia, que ama su cultura y raíces”.

Así comenzó la aventura

La aún estudiante de diseño, en segundo semestre, contó que para llegar a París no hizo ningún registro, sólo recibió una invitación por mail para participar, “hace un mes estaba revisando mis correos y vi uno que decía invitación a Paris Fashion Week, no me la creí, dije cómo, yo no lo planeaba, no lo buscaba, me emocioné muchísimo, de verdad no lo podía creer”.

Nos comentó que cuando le contó la noticia a sus profesores, le dijeron que no se confiara tanto y que se informara bien de la veracidad de la invitación, “en ese momento no me desanimé, de verdad que estaba vuelta loca, e hice lo que me pidieron y pedí que me hicieran una llamada para estar más segura y así fue, una semana después me marcaron”.

Paula estaba en Disney cuando recibió la llamada definitiva, “me llamó la directora de la plataforma, una persona muy importante en la industria me explicó todo y firmamos contrato”, comentó emocionada.

Desde ese momento, la joven pasó horas eternas en el taller trabajando, “hubo días que ahí comía y cenaba, días sin dormir, pero ha sido lo mejor que de verdad me ha pasado”.

Sobre los retos a los que se enfrentó dijo, “creo que el reto fue no saber a lo que nos enfrentábamos, la incertidumbre de saber si les gustarían los diseños, más allá de la planeación y elección de modelos y logística, mi reto fue hacer algo que les gustara”.

Este logro, para Ibarra representa un crecimiento exponencial no sólo para la marca, sino para la industria mexicana en general. “Con esto hemos logrado abrir las puertas a futuros diseñadores y a los que ya existen y que urge que demuestren su talento y diseños al mundo”.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Pero también le dejó una gran enseñanza, “me di cuenta que como mexicanos necesitamos aprender a valorar nuestro trabajo, a creérnosla, a valorar nuestras raíces, nuestros materiales, nuestra moda”.

“La gente del mundo ama lo artesanal, lo hecho en México, a los mexicanos y eso nos debe de impulsar a seguir trabajando y rompiendo fronteras”, añadió.

Después de esto, los sueños de Paula son ambiciosos y aunque su meta es concluir sus estudios, no descarta que en este 2022 sigan los proyectos de esta magnitud para la marca y para ella.

We wish to thank the writer of this article for this remarkable material

Ana Paula Ibarra conquista París

Debatepost