Baja el superávit agroalimentario

La desaceleración del superávit agroalimentario de México continúa. En el primer bimestre del año, el país mantuvo un saldo positivo en el intercambio comercial de productos alimenticios, pero la ganancia disminuyó 4.2 por ciento respecto al mismo periodo de 2021.

El superávit agroalimentario de México en enero y febrero fue de mil 744 millones de dólares, lo que significa 77 millones menos que en el mismo lapso del año pasado, de acuerdo con información del Banco de México (Banxico).

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

La caída en el saldo a favor de la balanza comercial agroalimentaria se debe principalmente a un crecimiento mayor en las importaciones, impulsadas por el sector de granos y oleaginosas, de acuerdo con un análisis del Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA).

Mientras que las exportaciones de alimentos mexicanos crecieron poco más de 16 por ciento a tasa anual en el primer bimestre de 2022, las compras al exterior aumentaron casi 24 por ciento.

Las berries, la cerveza el aguacate, el tequila y la carne bovina se mantuvieron como los cinco productos más exportados por México, todos con crecimientos anuales, sin embargo, el aumento en las exportaciones de granos y su valor comercial, que ha venido al alza en los últimos meses, impactaron a la balanza comercial.

Juan Carlos Anaya, director general del GCMA, comentó a El Sol de México que las importaciones de granos crecieron 6.5 por ciento en volumen en el periodo de referencia, pero su valor aumentó casi 25 por ciento.

El precio de granos como los del trigo y el maíz se han disparado en los últimos meses a causa del conflicto en Ucrania, debido a que el mercado ha temido por la escasez de producto además de los aumentos en los precios de fletes ante el incremento del precio del petróleo y sus derivados, como el diésel.

“El aumento de valor se debe a que los precios de maíz, trigo y soya son históricamente los segundos más altos desde el 2012 y 2013”, apuntó Anaya.

Asimismo, recordó que produce poco más de la mitad de los granos que se consumen a nivel nacional, lo que ha llevado a que las importaciones de estos productos alcancen niveles históricos.

Esto ha impactado en la balanza comercial agroalimentaria, cuyo saldo a favor tuvo una disminución al cierre de 2021 respecto al año previo, luego de seis años consecutivos al alza.

Esta situación se verá agravada por la guerra en Ucrania que ha llevado no solo al aumento global de los precios de granos, sino que ha impactado en el mercado global de fertilizantes, producto del que Rusia es el segundo mayor exportador.

Ante este escenario el precio de los fertilizantes se ha elevado alrededor de 160 por ciento, por lo que los productores han dejado de comprar el producto y se espera escasez del mismo para el segundo semestre del año.

De acuerdo con especialistas, esto llevará a México a seguir importando más productos esenciales como son granos.

Juan Carlos Anaya dijo que a la larga esto llevará a una nueva reducción en el superávit agroalimentario del país al cierre del año, lo que marcará una tendencia a la baja de extenderse temas con el conflicto en Europa Oriental y la inflación a nivel mundial

“La perspectiva es que la importación de granos durante 2022 alcance un nuevo récord con 39.5 millones de toneladas y que seguiremos viendo precios altos que llevaran también a una nueva cifra histórica en valor, esto hará que baje el superávit, aunque estimamos que siga siendo superávitario”, concluyó el especialista.

We want to say thanks to the writer of this article for this amazing web content

Baja el superávit agroalimentario

Debatepost