Revelan secretos del musical Aladdín

Detrás de la magia de Aladdin está el trabajo de 120 personas en escena. La producción que se presenta en el Teatro Telcel destaca por mostrar un mundo alucinante y mágico donde uno puede transitar por las calles de Agrabah al mismo tiempo que viajar por una alfombra mágica en un alucinante espectáculo visual.

Es el resultado de un equipo que está a cargo de 120 luces robóticas, 70 motores y cuatro consolas de control que permiten crear 40 mutaciones de escenografía y 38 cambios de vestuario para revivir la historia que Disney llevó al cine y que se convirtió en la más taquillera de todo el año en 1992.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Jaime Matarredona, director de producción de Aladdín México, compartió con la prensa la tecnología de la obra original de Broadway, la cual se presenta de miércoles a domingo.

“Todo es automatizado, tenemos cerca de 70 motores en total. Las dunas, edificios, así como el telar y la alfombra mágica se mueven a través de cuatro consolas. Toda la producción tiene un peso de 85 toneladas, de las cuales 65 están soportadas en una parrilla”, comentó.

Gran parte de las piezas de tecnología se importaron de Estados Unidos. Toda la producción llegó al foro en 17 tráileres y para montarla fue necesario crear una grúa que llegara de la calle a la parrilla del teatro. “Este espacio no cuenta con elevadores que soportaran estas piezas, así que todas bajan en esta grúa”.

La tecnología de Aladdín es la primera en México que se maneja totalmente por wi fi, ya que en producciones como El rey león todavía existían problemas de interferencia con celulares o tarjetas de crédito.

Este avance en materia tecnológica se combina con el trabajo artesanal del montaje. Principalmente con el vestuario, más de tres mil piezas que están elaboradas y bordadas a mano.

Tan sólo los pantalones de los actores integran mil 400 piezas Swarowski. Existen 38 cambios de vestuario que se pueden realizar en menos de un minuto durante un solo acto musical. Y existen al menos 160 pares distintos de zapatos para los 35 actores que participan en escena.

Dentro de la estética del show destaca un telón de seda de 100 metros cuadrados que fue pintado a mano y que es el que da la bienvenida al espectáculo. Además de los distintos escenarios montados que dan distintas perspectivas de fondo al Palacio Real y sus jardines.

La tecnología de la alfombra mágica, que en escena muestra el efecto de volar sin ningún tipo de apoyo visible, no fue revelada, “porque me demandan”, bromeó Matarredona.

Nada de la magia quedaría completa sin la presencia de los ocho músicos y un director de orquesta que dan vida a este musical cada noche. Para ello se dispone de un foso de orquesta, donde se encuentran 70 micrófonos que proyectan el sonido por todo el teatro.

Aladdín estrenó en México el 17 de noviembre, dos años después de lo planeado debido a la pandemia. En diciembre y enero tuvieron que cerrar dos semanas, debido a que buena parte del elenco se contagió con la variante Omicrón.

Julieta González, productora de Ocesa Teatro, comentó que ha costado trabajo retomar funciones después de la última ola Covid en la Ciudad de México. “Pero estoy convencida que vamos a lograrlo. El reto es que la obra trascienda entre el público”.

TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

We would love to say thanks to the author of this article for this remarkable content

Revelan secretos del musical Aladdín

Debatepost