Inteligencia ucraniana sugiere que Belarús está lista para unirse a invasión

Washington (CNN) —- Un funcionario del gobierno de Ucrania le dijo a CNN que la inteligencia ucraniana indica que Belarús está “dispuesta a participar tal vez directamente” en la invasión de Ucrania, “además de permitir que los rusos usen su territorio y cruzar la frontera”.

Una segunda fuente cercana al gobierno ucraniano le dijo a CNN que, además de la inteligencia ucraniana, la administración Biden también le transmitió al gobierno ucraniano que Belarús se está preparando para unirse a la invasión rusa.

La inteligencia despertó una nueva preocupación dentro de la administración de Biden. Un alto funcionario de la administración dijo que la Casa Blanca está observando de cerca las acciones tomadas por Belarús y está preparada para imponer más sanciones al país.

En una señal de la creciente agitación en la región, Estados Unidos anunció este lunes que suspendería las operaciones en su embajada en Belarús.

The Washington Post informó por primera vez que Belarús (conocido también como Bielorrusia) se estaba preparando para enviar soldados a Ucrania, citando a un funcionario de la administración estadounidense. La Casa Blanca se negó a comentar. CNN se ha comunicado con el Departamento de Estado de EE. UU. para obtener comentarios.

Las conversaciones comenzaron el lunes entre Rusia y Ucrania cerca de la frontera con Belarús cuando la invasión no provocada de Rusia a Ucrania entra en su quinto día.

Un alto funcionario de la administración de Biden dice que la Casa Blanca está observando de cerca las acciones tomadas por Belarús y está preparada para imponer más sanciones al país en medio de informes de que las fuerzas bielorrusas podrían unirse a Rusia en su invasión de Ucrania.

“Hemos dicho que en la medida en que Belarús continúe ayudando e instigando la agresión de Rusia en Ucrania, también enfrentará consecuencias”, dijo el alto funcionario de la administración. “Ya hemos implementado algunas de esas medidas. Esos costos seguirán aumentando mucho más”. El Departamento del Tesoro de EE.UU. emitió sanciones contra 24 personas y entidades bielorrusas la semana pasada.

Al anunciar la decisión de suspender las operaciones en la Embajada de EE.UU. en Belarús, el secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, citó el “ataque no provocado e injustificado de las fuerzas militares rusas en Ucrania”, pero no señaló ninguna información de inteligencia sobre una posible acción militar de Belarús. A los empleados que no sean de emergencia y a sus familiares también se les permitirá salir de la Embajada de Estados Unidos en Moscú, dijo Blinken.

‘Si es necesario’

El presidente de Belarús, Aleksander Lukashenko, dijo la semana pasada que las tropas bielorrusas podrían unirse a la invasión “si es necesario”.

“Nuestras tropas no están participando de ninguna manera en esta operación. No nos vamos a justificar aquí sobre nuestra participación o no participación en este conflicto. Repito una vez más. Nuestras tropas no están pero si es necesario, si Belarús y Rusia los necesitan, estarán allí”, dijo Lukashenko en una cinta del canal de YouTube de la agencia estatal de noticias Belta.

Mientras tanto, el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, apeló a los bielorrusos como “vecinos” el domingo.

“Bielorrusos, esto también es un referéndum para ustedes. Ustedes deciden quiénes son y en quién se convertirán. Cómo se verían en los ojos de sus hijos. Cómo se verían en los ojos de los demás. En los ojos de sus vecinos. Y nosotros somos sus vecinos”, dijo.

La oficina de Zelensky dijo que Lukashenko llamó al presidente ucraniano el domingo para discutir la reunión del lunes.

“Los políticos acordaron que la delegación ucraniana se reunirá con la delegación rusa sin condiciones previas en la frontera entre Ucrania y Belarús, cerca del río Pripyat”, dijo la oficina de Zelensky. “Aleksander Lukashenko ha asumido la responsabilidad de garantizar que todos los aviones, helicópteros y misiles estacionados en el territorio bielorruso permanezcan en tierra durante el viaje, la reunión y el regreso de la delegación ucraniana”.

Belarús anunció el domingo que el país había renunciado a su condición de no nuclear en un referéndum ese día. Según la Comisión Electoral Central de Belarús, el 78,63% de la población elegible para votar participó en el referéndum del domingo, de los cuales el 65,16% votó a favor de aprobar una nueva constitución que eliminará el estatus no nuclear del país y le dará a Lukashenko la oportunidad de postularse para dos mandatos adicionales en el cargo.

En teoría, la nueva constitución podría permitir que Rusia vuelva a colocar armas nucleares en Belarús por primera vez desde la caída de la Unión Soviética, cuando Belarús renunció a su arsenal y se convirtió en una zona libre de armas nucleares.

Las enmiendas y adiciones a la constitución aprobadas en el referéndum del domingo entrarán en vigor dentro de 10 días, según la oficina de Lukashenko.

Hannah Ritchie y Josh Pennington de CNN contribuyeron a este informe.

We wish to say thanks to the author of this short article for this incredible content

Inteligencia ucraniana sugiere que Belarús está lista para unirse a invasión

Debatepost