La desobediencia florece en los territorios de Ucrania tomados por Rusia

(CNN) — Aunque la resistencia del ejército ucraniano contra la invasión rusa está bien documentada, en los últimos días se ha visto también una creciente desobediencias de los civiles en territorios de Ucrania tomados por Rusia. En el sur del país, especialmente, se han producido múltiples protestas en las zonas donde han llegado las tropas de Rusia.

Al menos varios cientos de personas se reunieron el sábado en el centro de Jersón para protestar por la ocupación rusa del puerto del Mar Negro.

Un video de las manifestaciones mostraba a la gente entrando en la plaza principal de Jersón a pesar de la ocasional descarga de disparos. No está claro de dónde proceden los disparos, pero se ve un pequeño destacamento de soldados rusos custodiando el edificio del Consejo Regional.

Los manifestantes coreaban “Ukrainia”, y la mayor ovación se produjo cuando un joven que ondeaba la bandera azul y amarilla de Ucrania se subió a un vehículo de transporte de tropas ruso.

Un hombre que asistió a las protestas consiguió enviar una secuencia de videos a CNN, en la que decía en un inglés deficiente: “La gente quiere demostrar que Jersón es Ucrania, y que toda la gente valiente va a esta reunión, sin miedo a los militares rusos”.

Ondeando banderas ucranianas y coreando, los ciudadanos salieron a las calles de Jersón el sábado 5 de marzo de 2022 para protestar contra la ocupación rusa.

Este domingo hubo otra manifestación en Jersón. Los videos de esta manifestación sugieren que fue más pequeña pero no menos decidida. Una mujer mayor miraba fijamente a la cámara en un video y decía en voz baja: “¡Salvemos nuestro país! Que mueran todos, junto con Putin”.

Las protestas de este fin de semana en Jersón fueron las mayores y las últimas de una creciente ola de enfrentamientos en las pocas ciudades ucranianas de cierto tamaño que las fuerzas rusas han tomado.

Pueden ser una señal para los comandantes rusos que ya están teniendo dificultades en acabar con la resistencia militar ucraniana. Y, a pesar del riesgo, esta desobediencia civil está siendo instada desde arriba.

Este sábado, el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, dijo en un mensaje de Facebook: “Todos los que puedan defender su ciudad deben seguir luchando. Deben hacerlo. Porque si todo el mundo se va, ¿entonces de quién será la ciudad?”.

Y este domingo, cientos de personas atendieron al llamamiento de Zelensky y participaron en marchas por toda la región de Jersón, cercana a Crimea controlada por Rusia.

En la ciudad de Nova Kakhovka, una multitud aplaudió cuando una anciana blandió una escoba y un recogedor para dar la bienvenida a las tropas rusas. Dos hombres subieron a un zócalo para izar la bandera ucraniana frente al ayuntamiento.

¿Funcionan los corredores humanitarios en Ucrania? 2:07

Más tarde, apareció un video en el que se veía cómo salía humo de entre la multitud en medio del sonido de los disparos. La agencia de noticias ucraniana Interfax dijo que cinco personas habían resultado heridas después de que las fuerzas rusas abrieran fuego -al parecer por encima de las cabezas de los manifestantes- y utilizaran granadas aturdidoras.

Parecía que casi todos los pobladores de Jersón estaban fuera el domingo. En Novooleksiika, cientos de personas cantaron el himno nacional y gritaron “Ucrania está por encima de todo” mientras recorrían una carretera rural.

Y en Kalanchak, más cerca de Crimea, cientos de personas cantaron el himno nacional y gritaron “Ucrania está por encima de todo” mientras caminaban por una carretera rural, con varias generaciones de lugareños unidos por la solidaridad nacional.

A continuación, desplegaron una enorme bandera ucraniana y arengaron a soldados rusos enmascarados y fuertemente armados. Las mujeres gritaron: “¡Fuera de nuestra tierra, no los necesitamos! Fuera de nuestra tierra”.

Desde mediados de la semana pasada se han producido protestas contra Rusia, en las que a menudo participan unas pocas docenas de personas, desde Berdyansk, en la costa sur de Ucrania, hasta Konotop, a cientos de kilómetros al norte, entre Kyiv y Járkiv.

Cuando los militares rusos llegaron a Konotop, una pequeña multitud se abalanzó sobre un vehículo militar ruso, gritando insultos. Uno de ellos se subió al capó del vehículo y se bajó mientras éste se alejaba. En Berdyansk, una multitud cantó el himno nacional ucraniano frente al ayuntamiento, que fue ocupado por las tropas rusas la semana pasada. Los civiles más atrevidos se enfrentaron a los soldados en un camión, que parecían desconcertados.

¿Debe el mundo intervenir?, Longobardi analiza la invasión rusa 10:19

Los actos individuales de desafío se están volviendo virales en un país en el que Internet y las comunicaciones móviles permanecen prácticamente intactas, para sorpresa de la mayoría. Las imágenes se han difundido rápidamente a través de Telegram y Facebook: clips cortos y desiguales en los que se aprecia la valentía de los manifestantes.

Se trata de ejemplos dispersos, y no suponen una resistencia organizada. Pero demuestran un auténtico desafío y oposición al nuevo orden que las fuerzas rusas intentan imponer a medida que van tomando más territorio.

El dilema para las fuerzas de ocupación es encontrar funcionarios locales dispuestos a trabajar bajo su dirección para mantener los servicios en pueblos y ciudades donde los alimentos y los suministros médicos escasean. Los rusos parecen poco preparados para instalar administraciones locales.

En la mayoría de los casos hasta ahora, las tropas rusas han mantenido un perfil bajo ante las protestas de los civiles. Se han mantenido firmes pero no han reaccionado. Pero no siempre. En una ciudad de la región oriental de Luhansk, mayoritariamente rusófona, los residentes tomaron las calles de Novopskov el viernes.

“¡Salgan de aquí! La guerra y la muerte los persiguen”, coreaban.

Volvieron a salir el sábado, cuando las tropas rusas dispararon a un hombre en la pierna y lanzaron salvas al aire para dispersar a una multitud que se acercaba a su posición.

Lo que no está claro es si los rusos pueden controlar las ciudades que están empezando a ocupar y a la vez intentar avanzar por este vasto país. Las fuerzas rusas ya están experimentando problemas de abastecimiento, según los funcionarios estadounidenses. Aplastar la resistencia militar ucraniana y someter a una población envalentonada sería una tarea difícil.

We want to say thanks to the writer of this write-up for this awesome material

La desobediencia florece en los territorios de Ucrania tomados por Rusia

Debatepost